Colaborando Ante el Cambio: Estrategias para la Protección y Defensa Biocultural

Thursday April 20, 2017

Por Angela Easby, Coordinadora de Global Environments Network y alumna de GESA 2015. Ella escribe acerca del Intercambio Comunitario de Liderazgo Ambiental Norteamericano 2017 en Sonora, México, e incluye testimonios de los participantes. La versión en inglés está disponible aquí.

 

Colaborando Ante el Cambio: Estrategias para la Protección y Defensa Biocultural reunió a 60 participantes y facilitadores en la comunidad Comcaac de Socaaix (Punta Chueca) y el Centro de Estudios Culturales y Ecológicos del Prescott College en Bahía de Kino, del 9 al 14 de febrero de 2017. Nos reunimos con un propósito común: aprender y compartir estrategias para la protección del paisaje biocultural y, a través de este trabajo, fortalecer la soberanía y el bienestar de los pueblos indígenas. Durante cuatro días, escuchamos, aprendimos, discutimos, hicimos preguntas, soñamos, tocamos , cantamos y pintamos juntos. Llegamos de comunidades Comcaac, Rarárumi, Pima, Guarijío, Mayo y Yoeme / Yaqui en el noroeste de México; Maya Yucateco, Tzeltal y Tojolabal en el sur de México; y Dine / Navajo, Métis y Anishinaabe en los Estados Unidos y Canadá.

 

 

En la participación de las comunidades originarias del encuentro, la epistemología que caracteriza a cada uno de los pueblos es a través de las experiencias, historias de vida de las personas mayores de edad (Maestros), la interacción entre el hombre-naturaleza, las plantas medicinales, creencias, tradiciones, formas locales de ver y concebir el mundo (cosmovisión), rituales, la música, el arte y las organizaciónes sociales.

Relacionando la comunidad Comcaac y Tojol-ab’al es que todo está integrado culturalmente; el idioma, la vestimenta, las creencias, el arte, las actividades de producción, las organizaciones sociales y la música… a través de cada melodía de la música (Tojolk’in) expresamos nuestras emociones, sentimientos, alegrías, armonías, convivencias y tristezas de cada uno de nosotros como pueblos originarios. Cada uno de los hábitos es la identificación de los pueblos indígenas, sin la sabiduría de nuestros maestros (personas mayores de edad) no podemos tener o realizar diferentes saberes locales como hoy se practica.”

– Maribel Hernández López, de Las Margaritas, Chiapas. Maribel es hablante de la lengua tojol-ab’al y estudiante de la Universidad Intercultural de Chiapas.

Éramos líderes comunitarios, investigadores, defensores de la tierra, abogados, conservacionistas, poetas, pintores, fotógrafos, videógrafos, economistas comunitarios, aliados, mediadores. Nuestro enfoque fue el noroeste de México, pero los temas que cubrimos y las discusiones recorrieron todo México, y se basaron en las diversas percepciones y experiencias de todos los participantes.

Los temas centrales de la reunión fueron defensa del territorio, estrategias de comunicación, economía local, soberanía alimentaria, biodiversidad, arte y transformación.

Álvaro Salgado Ramírez

El evento tuvo un peso muy fuerte porque estuvimos comentando sobre los esfuerzos, ideas, proyectos integrales y acciones de los pueblos originarios en confrontación con un sistema que los desafía a renunciar a su identidad, territorio y manera de hacer y sustentar la vida.

Que hayamos reflexionado y compartido este drama histórico, le da otros y renovados sentidos al liderazgo indígena. Pues en eso tenemos mucho que aprender de la historia de resistencia en los lugares que todavía son verdaderas comunidades”

– Álvaro Salgado Ramírez, Líder del taller de organización comunitaria y representante del Centro Nacional de Ayuda a las Misiones Indígenas (CENAMI)

 

Zara Monrroy

En el encuentro ante el cambio abordando los temas más importantes del momento, para mi fue [no solo] un encuentro en común sino también fue una excelente conexión de energías y tener el mismo interés de defender nuestra madre tierra sino también el rescate de nuestra cultura y la protección de nuestras áreas naturales.”

-Zara Monrroy, Comcaac de la comunidad anfitriona de Socaaix. Organizadora de sesiones de arte y transformación, así como cantante / poeta / escritor / activista.

 
Hilos comunes

Mientras cubrimos una gama extraordinariamente diversa de contenido, hubo varios temas comunes que se desarrollaron durante el evento y aparecieron en las presentaciones de los talleres, así como en los grupos de discusión. Uno de estos hilos fue la importancia de que las comunidades indígenas se conecten al nivel regional, nacional e internacional para aprender y trabajar juntos con el fin de abordar temas complejos: que las comunidades indígenas son más fuertes juntas, en conversación entre sí. Estas conversaciones pueden ayudar a descubrir respuestas creativas o inspirar la acción.

A lo largo de la reunión quedó muy claro que las mujeres tienen un papel central y activo en la elaboración de respuestas a los problemas de sus comunidades. Las presentaciones de Mujeres y Maíz, Tés Naturales Comcaac y los proyectos de prevención de la diabetes de la Universidad de Sonora demostraron la importancia del liderazgo femenino en el mantenimiento de sistemas alimentarios nativos saludables ante el aumento de las enfermedades relacionadas con la nutrición y el cambio hacia sistemas mundiales de producción de alimentos industriales. Patricia Alonso Ramírez, Olga Delia Vásquez y María Piedad Aguayo Pimentel de la organización Cobanaras compartieron su sabiduría en el fortalecimiento de las economías locales a través de simples técnicas de ahorro y micropréstamos entre grupos de mujeres locales. Como se ha descrito, esto no es sólo una estrategia económica, sino también una manera de afirmar la autonomía colectiva y fomentar el bienestar.

Sin embargo, discutir la defensa del territorio y la protección de los paisajes bioculturales dentro o entre varias comunidades no siempre es fácil, como compartió Javier Castillo Palafox en un taller sobre Resolución de Conflictos. Javier participó en ICLAN 2017 como representante de Servicios y Asesoría para la Paz (SERAPAZ), una organización mexicana sin fines de lucro que trabaja para transformar los conflictos sociales a través de la investigación, la capacitación, el asesoramiento y la promoción. Como explicó Javier, la mayoría de los conflictos que se ven son causados o exacerbados por la falta de comunicación. En este sentido, la creación de redes saludables que faciliten la comunicación entre las comunidades indígenas es crucial y tiene implicaciones reales para ellas, los paisajes bioculturales y el bienestar.

 

 

Como explica Thor Morales Vera, el video participativo es una forma en que las comunidades indígenas toman las comunicaciones en sus propias manos, en parte para documentar la violencia, la infracción de los territorios o el abuso de los derechos indígenas. En un taller de video participativo del cuarto día, el grupo discutió el poder de una imagen o un video corto como herramienta de defensa territorial con la capacidad de llamar la atención regional, nacional o internacional a un tema. Thor explicó las reglas básicas para tomar un video de calidad en una situación tensa o dinámica, y los participantes formaron pequeños grupos para practicar entrevistas de grabación entre sí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A través de los cuatro días, también tuvimos la oportunidad de atestiguar verdaderamente la capacidad transformativa del arte. Cada día, los participantes y las personas mayores de la comunidad Comcaac compartieron canciones, poemas y danzas que nos dieron una visión de cada una de nuestras conexiones con nuestros territorios y las formas en que nuestros territorios nos sustentan como personas. Mientras el resto del grupo estaba participando en talleres, el artista navajo Julius Badoni trabajó con un grupo de jóvenes Comcaac para diseñar y pintar un mural en el lado de la palapa donde se llevó a cabo el encuentro.

 

 

 

 

 

 

Fue más que todo una colaboración con la comunidad. Hacia el final del mural, las personas mayores se acercaron y preguntaron si podíamos incluir / pintar constelaciones y símbolos que son sagrados para su comunidad.”

-Julius Badoni, artista navajo

La reunión terminó con una celebración del mural terminado, incluyendo una detallada narración de su significado dado por un anciano Comcaac en Cmiique Iitom, el idioma Comcaac.

 

 

 
¿Y ahora para dónde?

Fue una experiencia maravillosa ser parte de ese encuentro tan importante. Uno no se da cuenta y no ve la perspectiva de los demás en ese sentido me di cuenta de que sirve mucho la opinión de los demás… me fascinó el empeño y la entrega de cada participante [al] explicar su tema, todos fueron muy claros. Los encuentros nos motivan y de alguna forma nos impulsa a ser más unidos como comunidades indígenas.”

– Mayra Astorga, participante Comcaac de Desemboque. Co-fundadora y coordinadora del Grupo Tortuguero de Desemboque

Es necesario y muy relevante conservar la gran diversidad cultural que poseen nuestros abuelos, pero para eso necesitamos la participación, la unidad, el compromiso, el respeto hacia nuestras propias culturas, la comunicación, la buena organización y alianzas, es decir, formación de redes en otras dependencias para que así juntos defenderemos los conocimientos y saberes locales de nuestros pueblos originarios.”

– Maribel Hernández López

 

Muchas personas mencionaron cómo se sintieron motivados e inspirados por su participación en ICLAN 2017, un encuentro que facilitó la conversación en profundidad y la construcción de relaciones. Los participantes también discutieron cómo todos hemos asistido a muchas reuniones con alta retórica y discusiones emocionantes, pero que en última instancia no contribuyen en el largo plazo a las luchas por la soberanía indígena y la defensa del territorio en un sentido.

Para abordar esto, el último día incluyó una sesión sobre Formación y Fortalecimiento de Redes. El objetivo fue comprometerse mutuamente para continuar el impulso que generamos, reflexionar sobre los ingredientes necesarios para una red saludable y comenzar a imaginar cómo ser relevantes y útiles para los proyectos y luchas de cada uno de los demás. De pie en un círculo, nos lanzamos alrededor de una pelota de estambre, formando lentamente una red en el centro. Cuando era su turno de sostener la pelota, cada persona compartía algo que necesitaba de la red y algo que podía ofrecer. De esta manera, todos hemos sido testigos de los hilos que nos mantienen unidos, y nos hicimos responsables de mantener esos hilos y cumplir con nuestros compromisos.

Varias posibles colaboraciones futuras fueron sembradas en la reunión, incluyendo:

  • Un taller dado por participantes de la comunidad Comcaac sobre monitoreo ecológico y intercambio de plantas medicinales con el Guarijío
  • Un video taller participativo en territorio Pima, así como talleres de video participativo por los Comcaac y Yoeme en comunidades Rarárumi
  • Se recomendó una mayor consulta con SERAPAZ con las comunidades del noroeste de México para continuar con la planificación estratégica para proteger los derechos humanos indígenas y los derechos a la tierra comunales
  • Una red de respuesta con protocolos para abordar de inmediato los derechos humanos y las violaciones del territorio indígena en el noroeste de México
  • Futuras reuniones similares de ICLAN, con comunidades rotatorias de acogida en la región.

En el Programa Norteamericano de GDF esperamos poder entrar en una relación más plena con los participantes de ICLAN 2017, ya que forman parte de nuestra Global Environments Network. Esperamos con interés las próximas conversaciones con miembros de GEN sobre nuestro papel en el noroeste de México.

 

 

Gracias a nuestros anfitriones, participantes, y colaboradores

Queremos reafirmar nuestro sincero agradecimiento a la comunidad Comcaac de Socaaix, por ser a la vez anfitriones corteses y maravillosos ejemplares de una comunidad indígena fuerte, comprometida con la protección del paisaje biocultural. Gracias a todos los participantes y facilitadores, por infundir esta reunión con su conocimiento y voluntad de compartirlo. Nos sentimos honrados e inspirados por estar en presencia de esta energía vital y de nuestra resistencia creativa. Gracias al Centro de Estudios Culturales y Ecológicos de Prescott College, por ser co-anfitriones y por el alojamiento. Gracias a co-organizadores locales Conservación y Manejo Cmiique. Finalmente, gracias al Fondo Christensen por proporcionar el apoyo financiero para este encuentro. 

Skip to toolbar